Cuidar de los ancianos en verano

Ahora que se acerca el verano y el calor sofocante, es una opción contratar los servicios de las residencias de ancianos en Madrid. La razón es muy sencilla, como sabemos el calor afecta de una manera más peligrosa a nuestros familiares de la tercera edad, esto se debe a que no están acostumbrados a las altas temperaturas de esta época veraniega.

Por ello, queremos dejarte algunos consejos para cuidarlos en todo momento y que no les pase ningún contratiempo durante sus paseos por las calles de la ciudad:

  • Beber mucha agua: cuando las temperaturas aumentan, el líquido de nuestro cuerpo se pierde de manera más rápida por lo que es esencial beber mucha agua para regenerarlo y mantener el cuerpo hidratado. Las personas mayores muchas veces no tienen demasiada sed, por ello el cuidador siempre estará atento a la cantidad de agua que bebe el anciano asegurándose que es la suficiente para no sufrir golpes de calor.

  • Usar ropa ligera: esto será vital para una mayor comodidad de nuestros mayores ya que les permitirá disminuir la sensación de asfixia durante las olas de calor. Se aconseja usar lino, y si son camisas lo mejor es sin que estén abrochadas.

  • Evitar las horas de máximo calor: salir a pasear es una buena opción para los ancianos de cara al buen tiempo, pero es necesario evitar que salgan a la calle durante las 12:00 del mediodía y las 17:00 de la tarde. Por ello, en muchas residencias de mayores en Madrid no les permiten salir a estas horas a la calle por si sufren un golpe de calor. Siempre debemos cuidar de nuestro anciano para que se mantenga lo máximo posible en espacios con sombra y cubrir su cabeza con un sombrero o gorra

  • Evitar bebidas con cafeína: este tipo de bebidas estimulan y provocan alteraciones nerviosas en los ancianos, y favorecen la deshidratación. Por eso, es necesario evitar que nuestros mayores tomen esta clase de bebidas en verano.

  • Usar protección solar: la piel de las personas mayores es más débil que las de un joven, por lo que los efectos que sufren por el sol deben tener muy en cuenta. Utilizar protectores solares son imprescindibles cuando el anciano sale de su habitación o sale a la calle.

En conclusión, ahora que se acerca el verano te recomendamos que sigas estos consejos, pero otra opción que puedes tener en cuenta son las residencias de ancianos en Madrid que ofrecen a cada uno de sus pacientes unos cuidados de calidad ante las épocas de mucho calor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *